Welcome to Chile

Cuando llegué a Santiago de Chile, el sol se estaba ocultando, lento, eran como las 7 de la tarde, las 19:00 horas, el invierno estaba en su apogeo, la primera noche el frío casi no me dejó dormir. Bienvenido a Chile me dije. El frío no representa un problema cuando tienes cómo arroparte. Al día siguiente ya teníamos calefacción en casa.

Lo primero que probé fue el mote con huesillos, hasta ahora no sé qué es y no lo he comido más. Después, apareció la sopaipilla en mi vida, me la como en todas las versiones, con salado y con dulce y pasadas con chancaca. Bienvenido a Chile.

Atardecer Parque Forestal
Atardecer Parque Forestal

Comí marraquetas y hallulla con jamón y queso, bienvenido a Chile.

Me enfermé, quizás por el frío, el smog o yo qué sé, bienvenido a Chile.

Caminé al borde del Mapocho casi de punta a punta, bienvenido a Chile.

Conocí el Parque Bicentenario, el Uruguay, el Metropolitano, el de las Esculturas, el Forestal, el O´Higgins y otros más, bienvenido a Chile.

Me caminé todo Santiago centro, bienvenido a Chile.

Santiago Centro
Santiago Centro

Tomé vino, bebí cervezas y comí en Dominó, bienvenido a Chile.

Le puse mayo a la hamburguesa y me la comí con cubiertos, bienvenido a Chile.

Usé el metro, tomé un tren express sin darme cuenta y llegué tarde, bienvenido a Chile.

Sustituí el café por el té, bienvenido a Chile.

Corrí 30 kilómetros comenzando en la Andrés Bello, bienvenido a Chile.

Aprendí a decir cachaí, chiquillos, cabros, mina, al tiro y polola, bienvenido a Chile.

Entendí que aquí pico es pene, bienvenido a Chile.

Al pitillo ya le digo bombilla y al aguacate palta, bienvenido a Chile.

Me dijeron que la verdadera bienvenida era vivir la semana de la chilenida, los días pre 18 y el 18.

Fui a una fonda y comí anticuchos, bienvenido.

Intenté bailar cueca y no supe, bienvenido a Chile.

Sky Costanera
Sky Costanera

Subí al Sky Costanera y cuando salí del ascensor la promotora me dijo: bienvenido a Chile.

Fui a esquiar para aprovechar el inverno y Emelina la guía, dijo en tres idiomas: Bienvenido a Chile.

Fui al Museo de Arte Contemporáneo, al de Gabriela Mistral y caminé por bellas artes, bienvenido a Chile.

Conocí el barrio Italia, comí en el Patio Bella Vista, tomé jugo de clementina y compré vegetales en La Vega, bienvenido a Chile.

El 16 de septiembre un terremoto de 8,4 en la escala de Richter sucudió a Chile con epicentro en la región de Coquimbo. Estaba en un piso 13 en la casa de Zita, con susto nos ubicamos en el marco de una puerta mientras el edificio como un columpio se movía vertiginosamente. Ustedes seguro ya saben el resto de la noticia.

Zita me vio a los ojos y yo la vi, me dijo: bienvenido a Chile.

Yo le creí.

Las réplicas hasta el día de hoy lo confirman.

Anuncios

7 comentarios sobre “Welcome to Chile

  1. Me dio risa como cosas que uno hace en el día a día forman parte de una bienvenida jajaja me imagino que cuando mencionas comer una hamburguesa con cubiertos… ¿¿será un chacarero o churrasco?? esos los comemos con cubiertos porque se desbordan, son tan deliciosos ❤

      1. aunque esten así de llenos??? acá no nos da parece, aunque igual terminamos manchando todos… es la misma historia con los completos.

        Probaste los dinámicos? esos son mis favoritos 😛

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s