Yo sí corrí maratón CAF

CAF
Foto: google images

Yo sí corrí Maratón CAF:

Como si despertar los domingos a las 4:30 de la mañana durante tres meses no fuese correrlo. Como si cargar perennemente con un potecito de agua para cuidar la hidratación no fuese correrlo. Como si anularte los domingos por la tarde por el cansancio del largo no fuese correrlo. Como si cuidar la comida y las meriendas no fuese correrlo. Como si hacer entrenamiento cruzado, nadar, hacer yoga y ejercicios de fuerza no fuese correrlo. Como si aguantar el frío de enero en los entrenamientos no fuese correrlo. Como si los 35 kilómetros en la Río de Janeiro no fuese correrlo. Como si los 30 kilómetros en el Parque del Este no fuese correrlo. Como si (inclusive), los 40 Kilómetros, aquella locura que se nos ocurrió hacer no fuese correrlo. Como si la amistad que hice con Gherson y las conversas enriquecedoras durante cuatro meses de entrenamiento no fuese correrlo. Como si los desayunos con los panas los fines de semana no fuese correrlo. Como si quedarse dormido un domingo por el cansancio de la semana no fuese correrlo. Como si las discusiones por la ruta a escoger el fin de semana no fuese correrlo. Como si la ampolla que todavía no sana no fuese correrlo. Como si la sangre que salió de las tetillas en aquel largo que terminamos a las 10:30 de la mañana no fuese correrlo. Como si el sufrimiento del kilómetro 33 no fuese correrlo. Como si todo el dinero que se gasta entrenando no fuese correrlo. Como si aquella parada inesperada en la arepera para ir al baño no fuese correrlo. Como si la marcha a la que fui a protestar antes de que lo suspendieran no fuese correrlo. Como si las hamburguesas que me cohibí de comer en Estados Unidos no fuese correrlo. Como si las invitaciones que rechacé los viernes por la noche no fuese correrlo. Como si sacrificar las cervezas de los jueves no fuese correrlo. Como si sacrificar las caimaneras de fútbol los jueves con mis compañeros de oficina no fuese correrlo. Como si perderme mis series favoritas los días de semana por dormirme a las 8:00 de la noche no fuese correrlo. Como si las veces que dejé de ir al cine porque la función era muy tarde no fuese correrlo. Como si los zapatos con los que entrené, que no cuestan una locha no fuese correrlo. Como si arriesgarte a salir a las 5:00 de la mañana de tu casa no fuese correrlo. Como si la ayuda que te dieron los demás en el entrenamiento no fuese correrlo. Como si no era difícil encontrar Gatorade algunas veces no fuese correrlo. Como si los geles, que cada vez son más caros no fuese correrlo. Como si calarse al imbécil que quiere competir contigo no fuese correrlo. Como si correr un maratón fuese soplar y hacer botella.

Todo eso y más es un maratón, porque la vida funciona como un todo. ¿Me van a decir que no lo corrí? somos tan reduccionistas que creemos que cruzar la meta, ese arco pomposo que ponen en la llegada es hacer un maratón. No caemos en cuenta que una cosa son todas las cosas, que una zancada en la competencia son todas las zancadas que dimos en los entrenamientos. Estuve de acuerdo con que se postergara, aplaudo por cuarto año el trabajón que hacen en CAF para sacar adelante un evento que a veces no merecemos, como lo hice en el 2013 y en el 2012. No comulgo con aquellos corredores que en su intensidad patalearon por que no lo postergaran.

No sé tú, pero yo sí lo corrí.

Anuncios

17 comentarios sobre “Yo sí corrí maratón CAF

  1. Como si no aguantarse los insultos de los borrachos a las 5am en la via cuando vas a salir a correr, como si no brincar la acera cuando un loco te tira el carro y te saca del asfalto, como si no costara dejar de hacerle el amor a tu chica porque el otro dia estaras agotado esas tenia que incluirlas Dilmer saludos hermano

  2. Me hiciste llorar. Yo entrené para mis primeros 21K. Rudo, sacrificado, pero satisfactorio. Hice 19K porque quiero, sí todavía quiero, hacer mis primeros 21 en esa carrera, pero de resto, yo también lo corrí. :´)

  3. Yo no corro, no lo disfruto, pero mi Ro se paró tempranito todos los días por meses para entrenar; dejamos de ver películas de noche, porque caía muerto de sueño; dejamos de hacer brunch los domingos, porque se tenía que ir al Corta Fuegos a hacer sus largos; sacrificamos salidas y escapadas para que se comprara sus zapatos… Yo no corro, pero también lo corrí con ustedes. Mientras tanto lo seguimos corriendo, porque en este país existir es como correr un maratón. Los espero en la meta. Como siempre, leerte es hacer catarsis. ❤

  4. Intreresante tu punto de vista mi pana. Todo eso que allí reflejas forma parte de lo que es correr un maratón. Un abrazo

  5. Muy identificada, con cada una de las cosas de los que aca expresas, en mi caso entrene durante muchos meses era mi primera CAF, al igual que tu estuve de acuerdo con que la postergaran era lo mejor en los momentos que vivimos, un abrazo hermano runners.

  6. Mi pana, excelente… muy buen tino para subir el ánimo, muy decaído actualmente, por la razón que motivo la suspención… muchas gracias por tomarte el tiempo de plasmar en texto el sentimiento de muchos y gracias la amistad, por esos kilómetros de conversaciones compartidas, madrugonazos los domingos y ánimo mutuo para hoy decir #yosicorriCAF2014 … queda pendiente la medalla!

  7. “Como si despertar los domingos a las 4:30 de la mañana durante tres meses no fuese correrlo…Como si perderme mis series favoritas los días de semana por dormirme a las 8:00 de la noche no fuese correrlo. Como si las veces que dejé de ir al cine porque la función era muy tarde no fuese correrlo”. Gracias por tus palabras, totalmente ciertas,¡claro que corrimos un maratón!, todos estos meses cargados de adrenalina pura pensando en el glorioso día de la carrera, pero no olvidamos todos los buenos y memorables ratos (y los no tan buenos también) que pasamos para prepararnos para ese día…Gracias por recordarmelo ;)…

  8. Tito, leerte lo que me da es ganas de escribir. Cada frase se me hace tan cierta que siento que hubiera sido idea mía. El camino a mis primeros 42 comenzó sin querer y terminó siendo una de las mejores experiencias que he vivido. Cada domingo se convirtió en una oportunidad para darme cuenta que siempre, siempre podemos ir un poquito más allá de lo que creemos… Como aquella vez en Los Próceres que con lágrimas en los ojos corría los últimos metros de mis primeros 36K, que me sirvieron para enamorarme aún más de mi querida ciudad y sorprenderme de las capacidades de mi cuerpo y mi mente. Cuatro meses después, cuando estaba escondida en mi frustración por el cambio de fecha, una persona que amo y admiro a quien tú y yo conocemos me dijo que la verdadera meta del maratón estaba en el entrenamiento. Hoy leo tus palabras y lo confirmo, así que: misión cumplida!

  9. Soy un creyente de la Fenomenologia, un convencido de la intencionalidad. Cada movimiento, cada suspirar, consciente o no, tiene un porqué. Cada hecho, cada acontecimiento tiene una intención y su consecuente fin. El CAF 2015 lo vamos a correr en libertad!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s