Copacabana y más allá

Ir a Río de Janeiro en Brasil y no quedarte frente a la playa a mi parecer, es un total desperdicio. Claro que, también depende del tipo de turismo que estés haciendo. Mi caso es, que por tener el mar cerquita hago hasta lo imposible. Aunque llegué de noche a la ciudad cuando salí del aeropuerto juro que ya podía sentir la brisa marina, el olor, los rastros de arena de playa que se cuelan en la urbe e intentan hacer que toda ella sea orilla.

Vista desde la playa en Copa
Vista desde la playa en Copa

Aunque geográficamente estamos cerca, Río queda lejos, sentí que viajé a Japón. Esa escala en Sao Paulo hace que el viaje parezca lejísimo, sensación  que siempre se puede resolver con una cerveza mientras esperas el vuelo siguiente. Me hospedé en Copacabana, frente al mar, solo hay que cruzar la calle y ya estás ahí. Copacabana me recibió recordando Caracas, específicamente el Parque del Este. Lo primero que notas si llegas de noche es el detalle del pavimento de las calles de Copa, diseñado por Roberto Burle, el mismito que diseñó el Parque del Este. Es ese pedacito de acera perfectamente creado el que genera una armonía entre la ciudad y el mar. ¡Tenía que ser Roberto!

Bulevar de Copa. Piso: Burle
Bulevar de Copa. Piso: Burle

Pasearse por todo el boluvar de Copa es una delicia, parece que todo tiene sustancia. Si eres un amante del mar no necesitarás nada más que un traje de baño, unos lentes y algunos reales para tomarse unas caipis en plena orilla ostentando -mientras meneas el vaso- lo exquisito que a veces resulta existir. Si eres medio “salío” como yo, te puedes hacer pana de alguno de los kioskeros y te pueden abrir una cuenta mientras estás en la playa o caminando por ahí, así que no necesitas plantarte en un solo sitio. Copacabana tiene muchos kioskos donde puedes beber lo que se te venga en gana. Todo está engranado en ese lugar, las personas corriendo en el boluvar, los patineteros adueñándose de la ciclo vía, pero apartándose cuando viene una bici, los niños jugando al otro lado de la arena, los vendedores que hasta resultan perfectos, los dueños de los castillos de arena esperando que le tomes una foto para recoger su propina, las personas jugando voleibol o raqueta, los turistas en su silla llevando sol cerquita de la orilla, la música de los kioskos que converge en un solo punto, los artistas en vivo, la samba, el bossa nova que te incita a gastar todo el dinero, la gente ostentando sus cuerpos perfectos. Es un todo, un todo indisoluble, eso es Copacabana.

Caminando por Copacabana
Caminando por Copacabana

Del otro lado, cruzando la calle, consigues hoteles y lugares para comer y algunas tiendas, si quieres comprar más, puedes adentrarte un poco más a la ciudad o esperar la noche y comprar en le mercadito que se pone en toda la isla de la carretera. Si caminas más allá de Copacabana, por el lado de la playa, entonces empalmas en Ipanema que no cambia de ritmo la verdad, esta vez la playa con más orilla cambia sus toldos de otro color para distinguir el lugar donde estás, allí puedes comprar en el mercado hippie. Hay menos alboroto en Ipanema aunque el mar prácticamente sea el mismo. Y si todavía tienes fuerza tienes que irte a Leblon, un barrio de clase alta, con menos comercios, pero igual sin desperdicio, si quieres surfear, ahí lo puedes hacer y si quieres seguir tomando caipis, también las puedes conseguir. El recorrido lo puedes hacer a pie o en bici.

Ipanema al atardecer
Ipanema al atardecer

Hay que usar todos los sentidos que te funcionan cuando vas, si es posible abrir hasta los poros, Copacabana es un lugar hecho para sonreír. ¿Quién no lo hace con el mar de frente?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s