No somos sinceros

Cuando vas a una entrevista de trabajo y llenas el formato de solicitud de empleo en la parte de “salario” ¿Qué colocas? ¿A convenir? o ¿Mayor o igual a tu salario anterior? o ¿colocas realmente el salario que necesitas ganar?, una vez participé en un proceso de selección de personal y entiéndase esta acotación como el fundamento o la experiencia para decir que la mayoría de los entrevistados colocaron: A convenir. Llegué a una simple conclusión: nos cuesta ser sinceros, de hecho hasta por nuestro propio bien. Todos daban un monto al momento de la entrevista, pero ninguno había colocado el monto real que quería ganar. Se miente de una forma absurda, y de una forma además, dónde los únicos que serán perjudicados serán los autores o el autor de la mentira. Abro este post con este “gamelote” “monte seco” “maleza” o simplemente “habladera de paja” para acotar, que éste tipo de mentiras tan estúpidas e innecesarias, también se cometen en otros ámbitos de la vida, por ejemplo: en el deportivo, específicamente en el tan competitivo mundo del Running.

Correr, hay quienes lo hacen por salud, por las sensaciones que les genera las endorfinas, por bienestar, por socializar, por diversión o simplemente por llenar un espacio en su vida, éstos pueden ser competitivos o no, pero como su fin no es ganar, son desinteresados totalmente. Hay otros en cambio que si compiten, que si quieren ganar, que si se fajan para lograrlo y que si les gusta su foto en el podio con el trofeo en la mano ¿A quién no?. Los atletas siempre tienen excusas, atleta que no se excusa no lo es del todo, si no vas a tu ritmo cuando corres le dices al que está al lado -que no te ha preguntado- “me tomé unos tragos anoche” como para justificar que no estas corriendo “con todo”. Pero hasta ahí, es divertido, todos nos conocemos, si corres en grupo te aprendes el ritmo de los demás, sabes quienes “tienen genética”, quienes “vuelan” quienes corren “lento” y quienes completan 10 kilómetros a paso de centro comercial. Entonces me pregunto ¿Para qué mentir con los tiempos? es tan fácil cuando te preguntan por tus tiempos decir: Hola, me llaman Tito, acabo de completar una carrera de 10k en 53 minutos. Si si, yo corro en 43, pero hoy lo hice en 53. Punto.

En las carreras de calle de este país sucede que aún no se puede controlar el hecho de que cuando no puedes correr una carrera, le das tu dorsal a otro y listo, otro que corre más rápido o más lento que tú. Y no quiero hablar de la organización, quisiera hablar del mínimo que debemos tener como seres humanos. Si usted -Hombre o mujer- corre lento y le da su dorsal a alguien que corre mucho más rápido ¿Está consciente acaso que ese “alguien” puede “agarrar podio”? un podio que no le pertenece ni a ese “alguien” ni a usted. ¿Entonces por qué lo hace? ¿Sabe acaso usted que es deshonesto de su parte? ¿Sabe usted -Mujer o hombre- que si queda de primero en su categoría le está robando el primer lugar al que quedó de segundo y el tercer lugar al cuarto que no pudo entrar en podio? ¿Sabe usted acaso que esa gente que generalmente “agarra podio” es gente que se faja en sus entrenamientos para lograrlo? ¿Qué gana usted? ¿Un trofeo que no sudó? ¿Una foto que no le pertenece?. Es simple, si te inscribes en una carrera y al final no la puedes correr, no la corres, los chips de las competencias son intransferibles. Mi llamado más que para los organizadores de estos eventos -que también tienen parte de responsabilidad- es más que todo para los atletas, seamos sinceros y no hagamos que el esfuerzo de otros valga nada. Si usted quiere surgir en este deporte, fájese, entrene, coma bien, visite un entrenador, visite al médico, cumpla un plan de entrenamiento, póngale corazón y después, súbase al podio y pose para una foto con una sonrisa sincera, porque no hay nada más triste que mostrar un logro con una sonrisa entre dientes.

Anuncios

10 comentarios sobre “No somos sinceros

    1. La Srta Chirinos comenta en su TL que ella está “Llena de HONESTIDAD” luego de que pruebas y no palabras demostrasen su fraude en la carrera Nat-Geo: Descaro o idiotez?

  1. Excelente!!! es un escrito bien plastilina, es totalmente moldeable a cualquier actividad o situación de la cotidianidad, debemos ser más sinceros, primeramente con nosotros, no tanto con nuestro alrededor, con nosotros mismos, si somos más sinceros con nosotros, somos más felices con nosotros y tendremos mejor capacidad para sincerarnos con el entorno y hacer feliz a otros!!! Buena Dil!!!

  2. Creo fuiste “sutil” al titularlo “No somos sinceros”. Especificamente en el caso de corredores. Opino porque me considero una corredora, novata, pero alli voy. La persona que de su chip, para que otro corredor intente hacer mejor tiempo en su nombre, y este a su vez llegue a tomar un lugar en el podium, me parece sencillamente maldad humana simple y pura. En el momento que se está consciente de que no sera tu tiempo, ni tu esfuerzo, ni tu logro, me parece un vulgar acto de cobardía. Que finalidad tiene? intentar engañar a un colectivo, cuando el unico engañado eres tu? Yo, por mi naturaleza, aun me cuesta creer que exista gente de esta calaña. Una que otra vez leo,o escucho que alguien trató de hacer trampa de esta manera para obtener podium, y pienso: no vale., debe ser un error, seguro no sabia las reglas del juego, o seguro lo hizo de buena intencion porque el amigo no consiguió cupo. que se yo! siempre me invento una, porque me cuesta creer que exista ser humano con tal nivel de maldad intencionada en su cabeza, y mas, haciendose llamar “corredor” o “deportista”. Es aquí donde me pega mas, siento que aquel que corre y logra retarse siempre asi mismo, tiene un nivel superior de dignidad y humildad como ser humano, por eso mi admiración a esos corredores que se fajan dia a dia, y se “planchan” así mismos! En fin, como dicen por alli:”La mentira tiene muchas facetas: reticencia, cabildeo, murmuración… Pero es siempre arma de cobardes.” San Josemaría Escrivá De Balaguer. Felicidades Dilmer, son verdades que deben ser dichas! Bravo.

  3. Muy bien dicho!… Como sociedad debemos ser más exigentes en este aspecto y en todos… muchos piensan que cosas tan “tontas” como colearse en una cola del banco no le hace mal a nadie, pero por allí se empieza… Respeto y más respeto es lo que necesita nuestra sociedad hoy día..

  4. Cuando me inicie como deportista a los 10 años me enseñaron mis entrenadores que el deporte es “Mente sana – Cuerpo Sano”. No solo pasa aqui en el escogencia para el abanderado venezolano para los juegos olimpicos en la pagina del Comite Olimpico Venezolano, hicieron cualquier cantidad de manipulacion ara favorecer a dos atletas. Señores es de sentarse a pensar hasta a donde a llegado el deterioro de la sociedad y ojo el tema de los VALORES ETICOS y MORALES comienza en casa, creo que estamos a tiempo de amendar. Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s