Etcétera

Tengo el corazón amarillo,

las ganas sin prisa, la voz enferma,

los huesos dislocados,

la ropa torcida,

el abdomen contraido,

las canas a punto de salir,

los viajes nocturnos suspendidos,

el síndrome del etcetera (todo prefiero culminarlo así),

la casa vacía,

los poros oscuros,

las piernas cansadas,

la vida confundida,

los parpados suspendidos,

los vellos de punta,

los gestos de vacaciones,

la mirada hueca.

Y me compongo,

a veces me compongo de a ratos y si se me ocurre pensarte,

todo se pone en marcha automáticamente,

me compongo cuando lo decido yo y a veces cuando tú lo decides,

etcétera.

Dilmer Duno.-
Anuncios

Un comentario sobre “Etcétera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s